30 de Noviembre. Día de la Seguridad Informática

Cada 30 de noviembre, desde el año 1998, se celebra el “Día de la seguridad informática”, día en el cual, desde el CITIPA, queremos concienciar a la sociedad de que la seguridad en el ámbito de la informática es de crucial importancia, tanto a nivel personal como a nivel empresarial.

Todo empezó un 30 de noviembre de 1988 y desde entonces cada año ese día es la fecha grande de las compañías de seguridad: hoy es el día de la Seguridad Informática, una jornada en la que las firmas de este mercado invitan a los usuarios a reflexionar sobre los peligros a los que debe hacer frente su ordenador.
En pasadas ediciones más de 1.500 compañías de todo el mundo se unieron a la celebración de esta jornada de concienciación.
La jornada debería tener este año un cariz especial: el malware no disminuye a medida que pasa el tiempo, sino que crece con el paso de los años y a una velocidad de escándalo

En esta sociedad digital, donde cada día más y más trámites se realizan a través de sistemas informáticos, desde el acceso a las cuentas bancarias, hasta compartir documentos de trabajo confidenciales, no podemos descuidar este lado de la informática, y por ello desde este Consejo, como entidad que representa a todos los titulados en la Ingeniería Técnica en Informática, profesionales involucrados en que esta sociedad digital sea posible y segura, queremos trasmitir y difundir la gran importancia que la seguridad informática juega en el avance de la sociedad a un futuro mejor, que sin duda alguna, nos trae el avance de la informática.

Uno de los consejos que se pueden dar en este aspecto es pedir ser cautos, del mismo modo que lo somos en las tareas cotidianas cuando vamos de compras y tomamos medidas para que no nos roben el bolso o cartera, o cuando no entramos en lugares o casas desconocidas sin cerciorarnos que ese es el lugar donde realmente queremos entrar; esto mismo se ha de aplicar cuando manejamos medios informáticos: como por ejemplo no publicar datos comprometidos, o ser muy conscientes donde se hace y que pueden ser vistos por terceras personas, cerciorarse de que la página web en la que se esta trabajando (por ejemplo la del banco) es realmente la que dice ser, ser cautos con los correos electrónicos que nos envían y con los enlaces y documentos adjuntos que incluyen, y un largo etcétera.

Y un buen consejo que nos evitará sustos innecesarios, ante la menor duda,dejarse aconsejar por un profesional.

Fuentes:

Deja una respuesta